Título a mostrar
Actividades de Pascua en Valencia

1. Visitar las ruinas romanas de Sagunto. Tour

Sagunto es un auténtico museo al aire libre. Al pasear por sus calles se puede respirar la atmósfera histórica de una urbe que fue usada por el gran general cartaginés Aníbal Barca para provocar a los romanos y conseguir que se enredaran en la Segunda Guerra Púnica. Finalmente, la ciudad cayó en manos cartaginesas, pero sería recuperada por los romanos tan solo 7 años más tarde y dejarían en ella un legado patrimonial de impresionante belleza y valor.

 

Para saborear toda la belleza arqueológica de Sagunto puedes visitar su famoso teatro romano, el templo de Diana, el Museo Histórico de Sagunto y el Centro Arqueológico de Sagunto. Además, no debes dejar de perderte por el laberinto de callejuelas que conforman el barrio judío de Sagunto. Durante la Edad Media aquí se instaló una importante comunidad judía, tras haber sido expulsada de Valencia.

 

  1. Conocer el Parque Natural de las Hoces del Cabriel.

La cultura y el arte son grandes reclamos a la hora de buscar los mejores planes que hacer en Semana Santa en Valencia, también lo es la belleza natural de una región que no escatima en este recurso.

 

Un claro ejemplo de ello es el Parque Natural de las Hoces del Cabriel. El río Cabriel, afluente del Júcar, ejerce, prácticamente, de frontera física entre la Comunidad Valenciana y Castilla La Mancha. Sus aguas, de color azul verdoso, fluyen frías y limpias entre corredores escoltados por bosques de pinos y campos de cultivo. Puedes establecer tu base en localidades como Villagordo del Cabriel y vivir el ambiente rural y natural valenciano.

 

Aprovecha para hacer alguna ruta senderista, de bicicleta de montaña, o montar a caballo. Descubre la flora y fauna del parque natural a tu ritmo, y, si el sol primaveral aprieta, no hay nada como refrescarse en las aguas del Cabriel.

 

  1. Recorrer la Ruta del Agua de Chelva. 

En Chelva encontrarás un pueblo con mucha historia y un entorno natural envidiable. A pesar de su pequeño tamaño, aquí confluyen el legado de árabes, cristianos y judíos, creando una especie de mosaico arquitectónico y cultural que merece la pena conocer con tranquilidad. Podrás saborear todo esto mientras caminar por la Ruta del Agua de Chelva, pues esta comienza en el mismo centro del pueblo. Típicas casas bajas de fachadas encaladas, antiguas ermitas que fueron construidas sobre las ruinas de las mezquitas, restos de mercados medievales y, cómo no podía ser de otra manera, agua. Mucha agua.

 

Y es que en Chelva hay más de una decena de fuentes de agua y en sus calles se escucha el continuo fluir de los manantiales subterráneos. La ruta es circular y se puede realizar, yendo muy tranquilo, en poco más de 3 horas. Siguiendo su trazado pasarás por antiguos túneles, las aguas de un río (con una playita en la que puedes darte un baño si hace calor), antiguos molinos, campos de cultivo, desfiladeros, parches boscosos y estupendos miradores que ofrecen una espectacular estampa de Chelva.

 

Además, si quieres quedarte a pasar el día, hay una zona de merendero muy popular entre las familias y grupos de amigos. Sin duda, es una gran idea para hacer en Semana Santa en Valencia.


 

  1. Tras la huella de los Borgia en la señorial Xàtiva (Játiva). 

Durante la Edad Media la poderosa Játiva estuvo luchando por la hegemonía de esta parte de la costa mediterránea con Orihuela y Valencia. Su importancia deriva de los tiempos visigodos, cuando se convirtió en capital episcopal. Durante la época de dominio árabe, Játiva vivió un gran auge cultural, que se vería refrendado más tarde al ser la sede de uno de los clanes más poderosos de la historia de España: los Borgia.

 

Su decadencia llegó con la Guerra de Sucesión del siglo XVIII, ya que la ciudad apoyó al bando perdedor, siendo mandada quemar por Felipe V, el Borbón que salió triunfador y ascendió al trono.

 

Camina por sus calles medievales y visita su esplendoroso castillo, los palacios y las antiguas casas de la nobleza. Además, para entender la historia de la ciudad es imprescindible visitar el Museo de Xàtiva.
 

Música en Pascua

 

Para los amantes de la música clásica, el Palau de Les Arts ofrece un interesante concierto de la orquesta de València, dirigida por Alexander Liebreich, y con la violinista Viviane Hagner como solista, en un completo programa con obras de Pärt, Berg, Haydn y Wagner.

 

Picnic tipico de Pascua

Prepáratelo como quieras, pero que no falten los clásicos de la Pascua valenciana: las longanizas de Pascua en lo salado, y en lo dulce, toda la tradición: la Mona de Pascua, el panquemao y la torta de pasas y nueces. 

Puedes encontrar packs variadísimos en la tienda de Original CV, frente al Mercado Central, o pedirlos online en su web. También pasarte por la Charcutería Amparo o el puesto Salazonarte en el Mercado Central y montarte un picnic de lo más valenciano.


 

UNA BUENISIMA IDEA ES HACER DEPORTE O MIRAR COMO LO HACEN

Monta en bicicleta por la ciudad y disfrutar del clima suave que nos acompaña todo el año. Esta época es ideal para conocer la ciudad en bici. Apuesta por visitas guiadas en bici por el centro histórico, el Jardín del Turia y la Ciutat de les Arts i les Ciències. Y si le das fuerte a los pedales, atrévete con las rutas que te llevarán hasta las playas al sur de la ciudad. Son las más salvajes, con pinadas en medio de un parque natural, y entre dunas de fina arena blanca. Además, en Semana Santa no estarán tan concurridas como en verano.

 

Si no te gusta la bici, anímate a hacer actividades náuticas.

Si no te gusta hacer deporte puedes sentarte en la playa a admirar el tiempo y las vistas, o si te animas a hacer volar la famosa cometa. 

 

Fiestas de interés turístico nacional . 

  1. Semana santa de Sagunto
  2. Semana santa de Alzira
  3. Semana santa de Moncada